Blog / Novedades Inmobiliaria Huelva

Estafa inmobiliaria

CUIDADO CON LOS FRAUDES

Son muy frecuentes los casos de fraudes inmobiliarios que suelen llevar a engaño no sólo a los particulares, sino incluso a las propias agencias inmobiliarias. Veamos cuales pueden ser los fraudes inmobiliarios más habituales y cómo podemos evitarlos…

¡CUIDADO!

Caso 1. ARRENDADOR FICTICIO

Alquiler. Uno de estos fraudes consiste en que una persona se presenta en la agencia simulando que es el propietario o usufructuario de una vivienda y que quiere ofrecerla en alquiler. ¡Atención!:

Generalmente se trata de inquilinos morosos que aún no han sido desalojados de la vivienda, motivo por el cual tienen las llaves. ¡Atención!  Además, ofrecen el alquiler a un precio por debajo del de mercado, pero sin ser tampoco excesivamente barato (para así no levantar sospechas).

El objetivo del fraude es conseguir dinero rápido mediante la recepción de una reserva o incluso de la fianza y una primera mensualidad del alquiler. ¡Atención!  Ante la escasez de viviendas en alquiler, algunas agencias pueden caer en el engaño y ofrecer rápidamente el piso a sus contactos o clientes.

Propietario. Para evitar estos fraudes inmobiliarios, solicite siempre la escritura de propiedad de la vivienda, de forma que se confirme la titularidad de quien pretende arrendarla (o su derecho de usufructo, pues el usufructuario también puede alquilar el inmueble).

Confirme dicha titularidad consultando el Registro de la Propiedad.

Caso 2. CONTRATO Y NÓMINAS FALSAS

Verifique la documentación

Falsa solvencia. Otro fraude inmobiliario frecuente lo cometen grupos organizados que proporcionan documentos falsos (por ejemplo, contratos de trabajo o nóminas) a un arrendatario para que éste pueda acreditar solvencia y consiga que el propietario le alquile la vivienda. Dicho arrendatario acaba siendo insolvente y el fraude se comete subarrendando el piso. ¡Atención!  Tenga en cuenta:

Este fraude es complicado de evitar, a no ser que la relación laboral se verifique directamente con la empresa que aparece en el contrato de trabajo o en las nóminas, busque su perfil en LinkedIn…

Revise con detalle la documentación que le faciliten. Apunte.  Por ejemplo, compruebe que la empresa empleadora existe realmente, pregunte al arrendatario sobre alguna cuestión relacionada con dicha empresa, etc.

Para comprobar la solvencia del arrendatario, además del contrato de trabajo y las nóminas, pídale también documentación fiscal (por ejemplo, su declaración de IRPF), pues se trata de documentación más difícil de falsificar.

Caso 3. CIBERDELINCUENCIA

Verifique la titularidad del inmueble

Anuncios falsos. Otro fraude inmobiliario frecuente consiste en publicar anuncios de alquileres ficticios (incluso ha habido casos de webs supuestamente especializadas que desaparecen después rápidamente) con el objetivo de conseguir un primer pago de las personas interesadas en arrendar el inmueble. ¡Atención!  Aunque este fraude no suele afectar a las agencias inmobiliarias (se dirige directamente a los consumidores), esté atento y advierta a sus clientes de los riesgos de contratar sin la intermediación de un profesional cualificado.

Cuando alguien se presente en su agencia ofreciendo un piso en alquiler, solicítele el título de propiedad y verifíquelo en el Registro. Puede ser un inquilino moroso que, aprovechando que tiene las llaves, se hace pasar por el propietario.

Queremos ayudarte. Confía en profesionales. Cámara de la Propiedad Urbana de Huelva te ayuda con todos los trámites de compraventa y alquiler que necesites.

Mandar mensaje
¿Necesitas ayuda?
Hola!
¿Quieres comprar o vender una vivienda?
Estamos para ayudarte, pregúntanos.
Powered by